El Combo Batanga de Madrid presenta un nuevo 7″ de doble cara

La banda española El Combo Batanga se burla de su próximo 45 de doble cara «Aji Gua Guao» / «El Barrio En La Mirada»: funk latino con sabor cubano caliente en el lado A y poderoso Latin Soul en el otro lado.

El Combo Batanga es una explosión musical en la intersección de los ritmos afrocubanos y el funk latino. Un grupo de músicos poderosos que mezclan son, timba, latin soul y bogaloo para el disfrute de la gente.

La historia de El Combo Batanga comienza en La Habana. Ale Gutiérrez, el vocalista de la banda, es de allí y llega a Madrid a finales de los 90. Su grupo Habana Abierta encabezó la nueva música cubana en Europa.

Mientras tanto, algunos de los músicos más prestigiosos de la escena madrileña se dan cita en una residencia semanal los lunes en La Negra Tomasa. Colaboradores habituales de Amparanoia, Jerry González, Alain Pérez y tantos otros inician, de forma casi improvisada, un proyecto bajo el nombre de Los Chocolatinos.

Ale Gutiérrez vio en vivo a Los Chocolatinos y se enamoró de un sonido que recordaba a Cuba, pero con un sabor muy especial. Yago Salorio al contrabajo, Julián Olivares a la guitarra, Rodrigo “El Niño” a la batería y pailas y Pepe Prat a las congas destilaron un sonido muy personal que bebe de la tradición latina y cubana. Apenas tres semanas después ya jugaba con ellos, en lo que sería el semillero de El Combo Batanga. Este proyecto se consagró rápidamente como uno de los baluartes de la conexión musical Madrid-Cuba, dos puntos distantes que vibran en una misma frecuencia a través de varias generaciones de músicos cubanos radicados en Madrid.

En 2018 Rodrigo “el Niño” recibe el encargo de montar una banda para acompañar al mítico Joe Bataan en una gira por España. La columna vertebral de la banda ya estaba ahí, Los Chocolatinos, y solo les falta reclutar una sección de metales rockera y un tecladista. Los elegidos fueron Aarón Pozón, Javier Martínez y César Medina en la trompa, y Rubén García en los teclados. La química de la banda es palpable y trae resultados abrumadores: magia en el escenario, un público entregado… un ambiente de gran fiesta. Entre el público, la discográfica Tucxone se les acerca y les pide que graben.

El proceso de grabación es fácil, con una banda de súper músicos, que se entienden a la perfección. Su sonido es clásico y al mismo tiempo único. Boogaloo y Latin Soul, con pegada de Funk, pero cruzado con Timba y Son, con alma cubana. Todo grabado en Carabanchel, Madrid, con la complicidad de un grupo de músicos que llevan tocando juntos 17 años.

Su primer trabajo, Who Cares, fue lanzado en plena pandemia de 2020. Ahora este disco pasó a formar parte del catálogo de Lovemonk Discos Buenos y ha sido remasterizado. Este año se lanzarán tres nuevos 7″. La banda finalmente ha comenzado a tocar, comenzando en Transmusicales Rennes: un tren imparable que brinda ritmo y sabor. ¡Cuidado!

Change consent